20 de julio de 2024

,

San Apolinar de Rávena
20 de julio de 2024

,

San Apolinar de Rávena

Cuidad de los mares; cuidad de sus gentes

Cuidad de los mares; cuidad de sus gentes

Día de las gentes del mar 2024

Con motivo de la celebración de la fiesta de Nuestra Señora del Carmen, patrona de la gente de mar, me dirijo al mundo marítimo y a la sociedad en general a través de este mensaje.

En el contexto actual de graves problemas medioambientales y de una persistente falta de consideración por las necesidades y los derechos de la gente de mar, especialmente en algunos países, María nos llama a cuidar de los mares y a cuidar de sus gentes. La contaminación de los mares es un problema acuciante, la asistencia a la gente de mar una demanda constante. Por eso, «hay que cuidar de ellos».

Durante la oración del ángelus, del domingo 11 de julio de 2021, declarado Domingo del Mar: el papa se dirigió de manera especial «a todos los que dependen del mar para su trabajo y sustento» y dijo: «Rezo por ellos y exhorto a todos a cuidar los océanos y los mares. Cuidad la salud de los mares: ¡nada de plástico en el mar!».

Hay que mencionar que según la ONU 8 millones de toneladas de plástico entran en el océano cada año, matando la vida marina y amenazando la cadena alimentaria humana.

El papa Francisco hace muchas referencias a la necesidad de cuidar los océanos y los mares. En su encíclica Laudato si, sobre el cuidado de nuestra casa común, en el número 40, por ejemplo, dice: «los océanos no solo contienen la mayor parte del agua del planeta, sino también la mayor parte de la vasta variedad de seres vivientes […]. La vida en los ríos, lagos, mares y océanos, que alimenta a gran parte de la población mundial, se ve afectada por el descontrol en la extracción de los recursos pesqueros, que provoca disminuciones drásticas de algunas especies…».

Es, pues, de suma urgencia que todos seamos conscientes de que debemos cuidar de los mares, tan importantes para nuestra economía y nuestra subsistencia en general.

Hay que hacer también énfasis especial en el cuidado de la gente de mar, de aquellos que con su trabajo hacen posible tanto la pesca como el transporte de la mayor parte de mercancías que consumimos en todo el mundo.

Con motivo del Día Mundial de la Pesca, el 21 de noviembre de 2023, el observador permanente de la Santa Sede ante la FAO, el FIDA y el PMA, monseñor Fernando Chica Arellano, resaltó la importancia que el sector marítimo tiene para la vida humana. La primera imagen que destacó es la del «puerto» como «lugar de refugio para desembarcar en caso de tormenta», lugar «desde donde se zarpa para descubrir lo nuevo» y como lugar «de encuentro, de espera, de asesoramiento e información».

Puntualizó que, cada vez en mayor grado, los puertos son focos multiculturales de intercambio y diálogo, «donde las relaciones humanas y comerciales contribuyen al crecimiento económico y social de un país, así como a la seguridad alimentaria».

Monseñor Arellano recordaba también que el papa Francisco ha subrayado sin rodeos «la necesidad de una conversión ecológica» que obligue moralmente, incluso antes que legalmente, «a implementar todas aquellas medidas que la comunidad internacional ha ido negociando con el tiempo y adoptando para que la protección de las personas y el medioambiente se sitúe en el centro de la actividad pesquera».

Stella Maris se plantea como tarea urgente su presencia en todos los puertos y lugares de la costa.

Hacemos una llamada a todos los sacerdotes, diáconos, religiosos, religiosas, voluntarios y voluntarias para que se esfuercen en atenderlos humana y espiritualmente y los invito a alzar su voz reclamando que se incremente el bienestar de la gente de mar en los puertos y a bordo de los barcos.

Exhortamos a las autoridades civiles nacionales e internacionales para emplear todos los medios humanos y económicos en la preservación de los mares.

Confiamos en que esta jornada festiva de nuestra patrona la Virgen del Carmen sea una ocasión para meditar sobre la importancia de cuidar de los mares y de sus gentes.

Con mi bendición y afecto,

 

+ Luis Quinteiro Fiuza,

Administrador apostólico de la diócesis Tui-Vigo y obispo promotor del Apostolado del Mar en España