5/12/2022

,

San Sabas
5/12/2022

,

San Sabas
Cómo comunicar una esperanza mayor

Cómo comunicar una esperanza mayor

De izq. a drch.: Francisco José Prieto, obispo auxiliar de Santiago y miembro de la Comisión para las Comunicaciones de la CEE; Mons. Sebastià Taltavull, obispo de Mallorca y miembro de la Comisión para las Comunicaciones de la CEE; Mons. Luis Quinteiro, obispo de Tui-Vigo; Mons. José Manuel Lorca Planes, obispo de Cartagena y presidente de la Comisión Episcopal para las Comunicaciones Sociales; Mons. Salvador Giménez, obispo de Lleida y miembro de la Comisión para las Comunicaciones de la CEE; Mons. João Lavrador, bispo de Viana do Castelo y presidente de la Comisión Episcopal de Cultura, Bienes Culturales y Comunicaciones Sociales de la Conferencia Episcopal Portuguesa.

Las Comisiones Episcopales para la Comunicación Social de Portugal y España se han reunido en Santiago de Compostela los días 24, 25 y 26 de octubre en su encuentro anual para reflexionar y compartir sobre el tema “Comunicar una esperanza mayor”. Los trabajos contaron con la contribución de João Duque, profesor de Teología de la Universidad católica portuguesa y Xosé Luis Barreiro, politólogo y columnista. En el encuentro tuvieron presencia también los delegados de comunicación social de las diócesis gallegas.

Después de estos días de encuentro y trabajo consideramos pertinentes las siguientes reflexiones que deseamos compartir:

1.  La Iglesia debe estar presente en la sociedad no solo para la transmisión de un mensaje y de una ética sino también para acompañar todas las preocupaciones de las personas de nuestro tiempo. Por eso se hace necesario repensar y construir una nueva presencia en la cultura, en la transformación social y en la actividad política con la participación activa de los laicos. Para ello es fundamental que la familia sea el lugar privilegiado de la transmisión de la fe.

2. En un tiempo en el que las herramientas digitales comunican de forma intensa pero con lagunas, la comunicación de la Iglesia debe ser repensada tanto en la formación de los comunicadores como en el cuidado de los mensajes que transmiten. En ambos es fundamental la proximidad y el diálogo con todos.

3. La comunicación social enfrenta hoy dos posibilidades: limitarse a caer en el juego de las intrigas de la sociedad de consumo en que vivimos, donde es difícil distinguir la verdad de la mentira o comunicar una esperanza realista y resistente, siendo voz de los sin voz, del sufrimiento de la tierra y del dolor de los humanos.

4. A esta comunicación social cercana a las personas, la experiencia cristiana ofrece la dinámica del perdón capaz de abrir el corazón a una esperanza mayor, al mismo tiempo  definitiva y transformadora. Solo así, la comunicación dará sentido último a la vida de las personas.

5. Las ideas presentadas por los ponentes quedaron reforzadas con el intercambio de experiencias que ofrecieron los delegados de comunicación invitados al encuentro. Ellos confirmaron la necesidad de saber contar historias de perdón, reconciliación y esperanza.

Los participantes del encuentro ibérico de las Comisiones Episcopales para la Comunicación Social agradecen a la archidiócesis de Santiago de Compostela y a su arzobispo Mons. Julián Barrio, su acogida calurosa que evidenció que “la comunión no es el resultado de estrategias y programas, sino que se edifica en la escucha recíproca entre hermanos y hermanas”, como dice el Papa Francisco en su mensaje para las Comunicaciones Sociales de este año.

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp