30/11/2020

,

San Andrés

«Dios sabe más y es capaz de solucionarlo todo»

«Dios sabe más y es capaz de solucionarlo todo»

El pasado miércoles, 4 de noviembre, la Xunta de Galicia, a través del DOG 179/2020, modificó el aforo a los lugares de culto, estipulando un máximo de 25 personas. Esta medida generó malestar en el entorno eclesial, ya que limitaba la asistencia a la Eucaristía dominical, especialmente en el entorno urbano de Vigo. Ante esta circunstancia, una joven diocesana de 23 años decidió ponerse en contacto con nuestro obispo, Luis Quinteiro Fiuza, para ofrecerle una solución que permitiese acercar la Comunión al mayor número de personas posible.

María Monteagudo es viguesa, estudió Magisterio en la Universidad Complutense de Madrid y ahora se encuentra opositando. Además, da catequesis de comunión en el colegio Maristas El Pilar, mientras se saca la DECA. Proviene de una familia cristiana que, desde muy pequeña, le ha inculcado la fe que se fue afianzando durante su adolescencia. 

«Primero, me entró un poco de miedo ante la idea de un nuevo confinamiento y el cierre de las iglesias», declara cuando recuerda el momento en el que salió una normativa que califica de «sin sentido, sobre todo para parroquias de gran aforo». Ante esta circunstancia, pensó alternativas para que la mayor parte de la gente pudiese asistir a la misa dominical o, al menos, recibir la Comunión.

Así, creó una propuesta que incluía un par de modelos de listas de inscripción para las diferentes celebraciones que permitirían controlar la asistencia a los lugares de culto. A mayores, proponía un segundo listado para que quienes, no asistiendo presencialmente a la Eucaristía, participasen de ella desde sus casas a través de la televisión o de internet, pudiesen recibir la Comunión.

Esta es una propuesta que nace de un profundo amor por la Eucaristía y de las ganas de una joven que quiere ayudar a la Iglesia Diocesana, consciente de que, aunque «Dios sabe más y es capaz de solucionarlo todo, nosotros tenemos que intentar poner los medios a nuestro alcance». Por eso, cuando le preguntan por qué se puso en contacto con el obispo, explica: «me pareció que el Obispo podría tener una visión más global, de las parroquias y su conjunto, de lo que se puede llevar a cabo o no»La Xunta de Galicia ha rectificado la restricción del máximo de 25 personas en los lugares de culto, permitiendo un 1/3 del aforo en todas aquellas parroquias que se encuentran en ayuntamientos en nivel 1 y 2 (Gondomar, Mos, Nigrán, Ponteareas, Pontecaldelas, Porriño, Redondela, Tui e Vigo). A pesar de las circunstancias, la Diócesis de Tui-Vigo cuenta con cristianos dispuestos a comprometerse, buscando soluciones para vivir su fe en un entorno de pandemia.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp