22 de abril de 2024

,

Santos Sotero y Cayo
22 de abril de 2024

,

Santos Sotero y Cayo

El papa Francisco convoca una Jornada de Oración y Ayuno por la Paz

El papa Francisco convoca una Jornada de Oración y Ayuno por la Paz
Foto: El papa Francisco durante una audiencia general en la plaza de San Pedro | © Vatican News

Ante el temor por la situación que se vive en Tierra Santa y en los demás focos de guerra del mundo, el papa Francisco ha convocado una Jornada de Oración, Ayuno y Penitencia por la Paz, que se celebrará en la basílica de San Pedro del Vaticano, a las 18 horas del viernes 27 de octubre.  El pontífice también pide a las iglesias particulares que promuevan iniciativas similares e invita a los creyentes de todas las confesiones a sumarse a esta jornada.

En concreto, la Vicaría de Pastoral de la diócesis de Tui-Vigo alienta a todas las comunidades parroquiales, movimientos y asociaciones diocesanas a sumarse a esta convocatoria a través del rezo del rosario, de la exposición eucarística o de la celebración de la misa, pidiendo por la paz en el mundo, tal y como expresa el papa Francisco, «no de palabra, con la oración y con la dedicación total».

Llamamiento del papa Francisco para sumarse a la Jornada de Oración, Ayuno y Penitencia

18 de octubre de 2023

También hoy el pensamiento va a Israel y Palestina. Las víctimas aumentan y la situación en Gaza es desesperada. ¡Se haga, por favor, todo lo posible para evitar una catástrofe humanitaria!

Preocupa la posible prolongación del conflicto, mientras en el mundo ya hay muchos frentes de guerra abiertos. ¡Callen las armas! ¡Se escuche el grito de paz de los pueblos, de la gente, de los niños! Hermanos y hermanas, la guerra no resuelve ningún problema, solo siembra muerte y destrucción, aumenta el odio y multiplica la venganza. La guerra cancela el futuro. Exhorto a los creyentes a tomar en este conflicto una sola parte: la de la paz; pero no de palabra, con la oración, con la dedicación total.

Pensando en esto, he decidido convocar, el viernes 27 de octubre, una jornada de ayuno y oración, de penitencia, a la cual invito a unirse, de la forma que consideren oportuno, a las hermanas y los hermanos de las varias confesiones cristianas, los pertenecientes a otras religiones y a cuantos tienen en el corazón la causa de la paz en el mundo. Esa tarde a las 18.00 en San Pedro viviremos, en espíritu de penitencia, una hora de oración para implorar sobre nuestros días la paz, la paz en este mundo. Pido a todas las Iglesias particulares que participen, preparando iniciativas similares que involucren al Pueblo de Dios.

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp