6/10/2022

,

San Bruno
6/10/2022

,

San Bruno
En la Declaración de la Renta, 303 declaraciones más a favor de la Iglesia Católica, en la diócesis de Tui-Vigo

En la Declaración de la Renta, 303 declaraciones más a favor de la Iglesia Católica, en la diócesis de Tui-Vigo

Con el inicio de la campaña de la Renta 2020, la Diócesis de Tui-Vigo quiere agradecer un año más el compromiso de todas las personas que colaboran con ella en su labor de difundir el Evangelio y promover la dignidad del ser humano, marcando la X a favor de la Iglesia Católica en su declaración de la renta. Al mismo tiempo desea informar también que el pasado año se han sumado 47.645 declaraciones con asignación a su favor, es decir, 303 nuevos apoyos más que en el ejercicio anterior, todo lo cual supone cerca de 2 millones de euros (1.882.233) que los contribuyentes de esta diócesis aportan a las actividades pastorales y asistenciales de la Iglesia.  

En un ejercicio de trasparencia que es habitual en esta diócesis, se da cuenta asimismo de las principales inversiones realizadas durante el mismo año 2019 y que, según los datos publicados el pasado mes de noviembre en la revista de la Conferencia Episcopal Xtantos, revelan que la Diócesis logró atender a cerca de 49 mil personas a través de los diferentes centros de atención social y caritativa que conforman la institución eclesial. Esto, en parte, fue posible gracias a las 47.342 declaraciones a favor de la Iglesia en la delegación viguesa (en 2018) que supusieron un total de 1.762.208 euros.

Si bien la covid-19 también ha provocado grandes cambios en la realidad eclesial, pastoral y social, ello no ha sido un impedimento sino más bien un acicate para que la Diócesis de Tui-Vigo se hiciera presente allí donde más se necesitó a través de sus 276 parroquias.  Durante los días más duros del confinamiento, los sacerdotes siguieron  acompañando a sus comunidades incluso en la imposibilidad de hacerlo del modo habitual,  a través de medios digitales acercándoles la Palabra de Dios y la eucaristía en las redes sociales como el caso, por citar solo alguno, de Clodomiro Ogando que, mediante vídeos de aproximadamente 3 minutos, amenizaba la lectura del Evangelio dominical con cantos inspirados en músicas conocidas o muiñeiras,  para los feligreses de sus siete parroquias de Ponteareas. En el caso de la unidad pastoral de Os Cotos, los sacerdotes responsables estuvieron a disposición de su comunidad para realizar compras o recoger medicinas en necesidades puntuales.

También numerosas parroquias de la ciudad de Vigo han redoblado sus esfuerzos por mejorar la situación económica y familiar de muchas familias, como es el caso de la parroquia de San Antonio de la Florida en Vigo donde han creado un espacio en el que personas en paro tienen acceso a internet para realizar búsqueda de empleo a través de portales digitales. Los equipos de Cáritas de comunidades cristianas como la Inmaculada Concepción o el Sagrado Corazón de Vigo han ayudado a decenas de migrantes a insertarse en la sociedad viguesa gracias a las clases de español gratuitas que ofrecen en sus locales parroquiales. De modo que así, puedan, no sólo facilitar su entrada en el mundo laboral, sino mejorar la relación con su entorno social.

Todas estas acciones han sido y continúan siendo posibles gracias a la colaboración de miles de personas que, marcando la casilla correspondiente en su declaración de la Renta a favor de la Iglesia, hacen una apuesta sincera por esta, tal y como se muestra y vive en la Diócesis de Tui-Vigo, contribuyendo al bien común de la sociedad en esta pequeña porción de Galicia. 

En España, el 32% de los contribuyentes han confiado en la Iglesia marcando la casilla correspondiente en la declaración de la renta y, además, han provocado un incremento de más de 106.000 declaraciones respecto al año anterior, que muestran el respaldo de la sociedad a la labor de la Iglesia que contribuye a remediar el aumento de necesidades de ayuda al prójimo provocadas por la pandemia. 

Más de 8 millones de declaraciones a favor de la Iglesia en España significan más de 300 millones de euros, convirtiéndose en la cifra más alta desde el comienzo del actual sistema de asignación tributaria en 2007, con el que cada contribuyente que marca la X aporta de media 35,4 euros, sin que por ello pague más a hacienda ni esta le devuelva menos.

El sistema de asignación tributaria, que cumple trece años, es un sistema respetuoso con la libertad de los ciudadanos que, decidiendo libremente marcar o no la casilla de la Iglesia y/o la de Otros fines de interés social, apuestan por la persona y su dignidad. En el caso de la Iglesia, la Conferencia Episcopal Española publica cada año su Memoria de Actividades que es pública y de fácil acceso a través del portal web portantos.es. También la Diócesis de Tui-Vigo, a través de su web, publica, entorno al Día de la Iglesia Diocesana, sus datos económicos, en  los que se pueden encontrar reflejadas otras fuentes de ingresos que, paralelamente, ayudan a sostener las actividades realizadas y que también resultan imprescindibles, como en el caso de las aportaciones recibidas a través de donoamiiglesia.com o a través de las colectas dominicales de cada parroquia.

Para que la Iglesia pueda continuar realizando su labor pastoral y social, necesita la colaboración de todas las personas que, con su tiempo, experiencia o aportación económica, contribuyen a crear, día a día, un espacio en el que transformar la realidad. En el último año, han sido más de 4 millones de personas atendidas que han podido cambiar su vida porque sumando X logramos un mundo mejor. 

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp