5/12/2022

,

San Sabas
5/12/2022

,

San Sabas
En moto, al encuentro con Cristo

En moto, al encuentro con Cristo

Foto: Roberto Martínez y Almudena del Pilar Gonzalez-Besada forman un matrimonio que, cada viernes, recorren las calles de Vigo para atender a las personas sin hogar | © Diocese de Tui-Vigo

El estudio «Personas sin hogar» publicado por el Instituto Nacional de Estadística en el año 2022 advierte que España cuenta con un total de 28.552 personas sin hogar, de las cuales 2.387 se sitúan en Galicia, lo que la convierte así en la tercera comunidad autónoma que registra más personas sin hogar de la geografía española. Roberto Martínez y Almudena del Pilar González-Besada forman un matrimonio que, cada viernes, recorren las calles de la ciudad de Vigo con su moto para asistir a algunas de las 150 personas sin hogar que viven en la ciudad de Vigo, según los datos apostados por la delegación de Acción Caritativa y Social de la diócesis de Tui-Vigo.  

Desde hace años, Almudena y Roberto participan en actividades de voluntariado para asistir a personas sin recursos, en las que, como explica Roberto, «aprendes a ver lo que de verdad es prioritario en tu vida; aprendes a darte a los demás, que es lo más bonito que hay». Por esa razón, decidieron dar un paso adelante ante la dura realidad de la noche, porque «veíamos que no había una ocupación» sobre las personas sin hogar. Así fue cómo regresó a su mente la experiencia que Almudena había tenido al participar en la iniciativa franciscana «BoanoiTe» que, en la actualidad, se desarrolla en Coruña y Santiago —en Vigo estuvo activo durante 7 años, pero la pandemia de la Covid-19 ha frenado la actividad—.

Padres de cuatro hijos, Roberto y Almudena tratan de conciliar su vida familiar con este deseo de atender al más necesitado, por eso, cada viernes, de 20 a 21 horas, se suben a su moto para atender las necesidades de las personas sin hogar, a las que entregan un poco de «sopa caliente, sobre todo; algo sólido, aunque no siempre lo quieren porque les faltan dientes; ropa, mantas; e incluso radio, porque les hace mucha compañía que es algo tan importante como el alimento diario». Al principio, cuando comenzaron en esta aventuran las personas a las que se acercaban reaccionaban a la defensiva, señala Roberto, «pero cuando ven que es algo continuo, que les haces casos, los vas a ver, los atiendes y, sobre todo, que los escuchas, se van abriendo mucho, aunque sin intimar demasiado».

Para Roberto, «la primera noche que salimos me quedé bastante tocado toda la semana. Es bastante duro ver una cara triste o las condiciones que presentan, pero cuando empieza a haber contacto de tú a tú con ellos, todo cambia». En la actualidad, visitan y acompañan de manera estable a alrededor de seis personas «que están siempre fijos en el mismo sitio, pero los otros o no aparecen o no están» y esa es una de las mayores dificultades a las que se enfrentan cada semana que salen al encuentro de estas personas, al encuentro de Cristo encarnado «en una mirada, en un gesto, en una frase de agradecimiento o en la sonrisa que muestran cuando llegas y les llamas por su nombre».

Roberto Martínez y Almudena del Pilar Gonzalez-Besada forman un matrimonio que, cada viernes, recorren las calles de Vigo para atender a las personas sin hogar.
Facebook
Twitter
Email
WhatsApp