13/12/2019

,

Santa Lucía
Menú

Ágora

El Centro Diocesano de Formación Teológico-Pastoral “Ágora” es un organismo encargado de la formación permanente en la fe.

La creación

El 6 de septiembre de 2006 el Obispo emérito, D. José Diéguez Reboredo, creó el organismo encargado de la formación de los Agentes de Pastoral formado por D. Julio Andión Marán, D. Guillermo Juan Morado, D. Juan Luis Martínez Lorenzo, D. José Eugenio Nerga Menduiña y D. Clodomiro Ogando Durán, actuando como moderador el Delegado Episcopal para la Educación en la fe D. Juan Luis Martínez Lorenzo. Con este Decreto el Sr. Obispo hacía realidad un deseo ampliamente manifestado durante las Asambleas sinodales, recogido y aprobado en la propuesta 27 del Sínodo: “Establecer un organismo diocesano que atienda, coordine y promueva la formación de los agentes de pastoral en los ámbitos: teológico, pastoral, litúrgico, comunitario y social”.

El nombre

“Ágora” tiene claras reminiscencias paulinas. Los Hechos de los Apóstoles nos narran que durante la estancia de Pablo en Atenas “…dialogaba en la sinagoga con los judíos. Y todos los días en el ágora con los que acudían allí” (Hech 17,17). El ágora era para Atenas el centro social y científico de la ciudad. San Pablo lo convirtió además en un lugar donde poder dar a conocer a Cristo. Al elegir este nombre se quiere poner de manifiesto que la formación cristiana se puede impartir en muchas ágoras –la familia, la escuela, el trabajo, la calle…–, y también, que la formación no es el privilegio de unos pocos, sino un derecho y deber de todos, dispuestos, a su vez, a asumir la exigencia de colaborar en la tarea educativa de los demás.

La finalidad

Prestar un servicio a la educación permanente de la fe desde la profundización sistemática del mensaje cristiano, por medio de una enseñanza teológica que eduque realmente en la fe, haga crecer en la inteligencia de la misma y capacite al cristiano para dar razón de su esperanza en el mundo actual.