6/10/2022

,

San Bruno
6/10/2022

,

San Bruno
La diócesis da gracias por las 367 personas que viven en comunidades de vida consagrada e invita a rezar por las vocaciones

La diócesis da gracias por las 367 personas que viven en comunidades de vida consagrada e invita a rezar por las vocaciones

Foto: Banco de imágenes gratuito © Cathopic.

El obispo de Tui-Vigo, Mons. Luis Quinteiro Fiuza, presidirá la eucaristía en la concatedral-basílica, a las 20 horas del miércoles 2 de febrero para celebrar la Jornada de la Vida Consagrada y agradecer la labor incansable que desarrollan las más de 360 personas consagradas pertenecientes a las diversas comunidades de la diócesis. Tras la celebración, habrá un momento de adoración eucarística y reflexión, organizado por los jóvenes de la delegación de Pastoral Juvenil y Universitaria, que cada miércoles se reúnen en la Oración Joven — habitualmente en el templo del Corazón de María-, pero que con ocasión de la Jornada de la Vida Consagrada, lo harán en la concatedral.

Con motivo de esta Jornada, el pastor de la Iglesia de Tui-Vigo ha escrito una carta pastoral en la que recuerda que “los consagrados están llamados a ser en la Iglesia y en el mundo expertos en comunión, testigos y artífices de aquel proyecto de comunión que constituye la cima de la historia del hombre según Dios”. Además, invita a todos los diocesanos a compartir el pan de la eucaristía para agradecer en comunidad el testimonio fiel de  nuestras 56 comunidades de vida consagrada. 

En la diócesis de Tui-Vigo, viven en la actualidad 367 consagrados —288 mujeres y 79 varones— que realizan su labor en 6 monasterios de vida contemplativa femenina, 24 instituciones de vida activa femenina y 11 instituciones de vida activa masculina dedicadas a distintos servicios de enseñanza o de  acción caritativa y social, 1 sociedad de vida apostólica y 2 institutos seculares.

La Conferencia Episcopal Española ha escogido el lema «Caminando juntos» para resaltar el valor sinodal en el que se enmarca la Jornada de este año, ya que la Iglesia universal está inmersa en el Sínodo de los Obispos de 2023, «Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión», convocado por el papa Francisco a comienzos del pasado año.

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp