2/12/2022

,

Santa Bibiana
2/12/2022

,

Santa Bibiana
La Misión del Silencio, «un signo de que Dios vive entre nosotros»

La Misión del Silencio, «un signo de que Dios vive entre nosotros»

Foto: Mons. Luis Quinteiro en el comedor de la Misión del Silencio, junto a una voluntaria y la directora del centro, Guadalupe Egido.

«Esta gran acción de esta casa es un regalo de Dios, de la generosidad de las personas y un signo de que Dios vive entre nosotros. Cada día, la gente que acude aquí encuentra un hogar, un lugar, donde compartir», expresó Mons. Luis Quinteiro durante la visita que, el martes 15 de noviembre, realizó a la Misión del Silencio para conocer la mejora en sus instalaciones. Durante la visita, saludó a los trabajadores y voluntarios con los que celebró la eucaristía en la que agradeció la generosidad de tantas personas que pusieron, y ponen, sus bienes al servicio de los necesitados, en concreto, a través de esta obra de la Misión del Silencio.   

Durante su homilía, el obispo tudense invitó a los presentes a compartir con otros la belleza de ejercer la caridad, de tender la mano hacia el necesitado porque «solo dando se recibe. Esto no es una cosa que se entienda tan fácilmente, sino que hay que experimentarlo. Vosotros lo habéis experimentado y tenéis que ayudar a otras personas a que lo descubran, porque el ser humano tiende a la avaricia, al egoísmo, al individualismo, y eso es una gran pobreza».

Tras la celebración de la eucaristía, Mons. Quinteiro acompañó a los voluntarios para recibir con ellos a todas las personas que, cada día, acuden a las puertas de la Misión, ya sea para recoger su ración diaria de comida —en el caso de familias con hijos o personas enfermas— o para compartir con otros ese «hogar» entorno a la mesa. Allí, el obispo de Tui-Vigo entabló un pequeño diálogo con todas esas personas que acudieron al comedor

Desde el año 2019, la Misión del Silencio ha ido adaptando sus instalaciones a los nuevos tiempos gracias a la generosa aportación de personas particulares e instituciones, que han contribuido a financiar una gran parte de todas esas mejoras, que incluyen: cambio total del tejado y de las instalaciones eléctrica y de fontanería de todo el edificio; renovación de la cocina, incluidos electrodomésticos —horno industrial y cámaras frigorífica y congeladora— y mesados de acero; cambio completo de las ventanas —incluidas contras y persianas—; colocación de una reja metálica y una puerta antincendios, en el acceso al comedor; instalación de alarma con detectores sensores y cámaras; o la renovación del cuarto de limpieza, el aseo de voluntarios, la sacristía, el baño y las duchas para las empleadas, son solo algunos de los múltiples cambio realizados y otros que continúan pendientes, como la reforma de la capilla que, por el momento, tendrá que esperar. En definitiva, se trata de una mejora integral de todas las instalaciones para poder continuar desarrollando el ejercicio de la caridad de manera digna, acorde a los tiempos

El obispo Mons. Luis Quinteiro visita las instalaciones de la Misión del Silencio | © Diocese Tui-Vigo
El martes 15 de noviembre, el obispo de Tui-Vigo, Mons. Luis Quinteiro, visitó la Misión del Silencio para conocer las mejoras realizadas en las instalaciones
« de 17 »
Facebook
Twitter
Email
WhatsApp