6/12/2022

,

San Nicolás
6/12/2022

,

San Nicolás
Los obispos de Galicia acuden juntos a ver al Papa  en «Visita ad limina»

Los obispos de Galicia acuden juntos a ver al Papa  en «Visita ad limina»

Foto: Obispos españoles reunidos junto al Papa Francisco

A lo largo de la próxima semana, en concreto del 13 al 18 de diciembre, los 24 obispos pertenecientes a las provincias eclesiásticas de Santiago de Compostela, Oviedo, Burgos, Zaragoza, y Pamplona y Tudela viajarán a Roma para cumplir su obligación de la visita ad limina Apostolorum. Entre ellos, se encontrarán los obispos de la Iglesia en Galicia, que comprende las Diócesis de Santiago de Compostela, Tuy-Vigo, Mondoñedo-Ferrol, Lugo, y Ourense.

Orígenes de la visita ad limina

Los orígenes históricos de la Visita “ad limina Apostolorum” (expresión que significa “a los umbrales – de las basílicas – de los Apóstoles, San Pedro y San Pablo), datan del siglo IV aunque fue el Papa Sixto V en 1585 quien la institucionalizó y dispuso de modo más sistemático.

En la actualidad, la Visita ad limina se define y precisa en los cánones 399 y 400 del Código de Derecho Canónico; según esta legislación de la Iglesia, los Obispos diocesanos deben realizar esta visita cada cinco años.

Objetivos de la visita ad limina Apostolorum

Según el Directorio para el Ministerio Pastoral de los Obispos, Apostolorum Successores el Obispo diocesano realiza cada cinco años esta antigua tradición, “para honrar los sepulcros de los santos Apóstoles Pedro y Pablo, y encontrarse con el sucesor de Pedro, el Obispo de Roma”. Con relación al Obispo, esta Visita “acrecienta su sentido de responsabilidad como sucesor de los Apóstoles” y “fortalece su comunión con el sucesor de Pedro”. Además, constituye un “momento importante para la vida de la Iglesia particular, la cual, por medio de su representante, consolida los vínculos de fe, de comunión y de disciplina que la unen a la Iglesia de Roma y al entero cuerpo eclesial”.

Tres son, pues, los actos fundamentales de la visita:

En primer lugar, una peregrinación a las tumbas de los apóstoles Pedro y Pablo como expresión de comunión eclesial. Su significado es el de visibilizar la unidad y la comunión de los Obispos, sucesores de los Apóstoles, con el sucesor de San Pedro y de las Iglesias locales con la Iglesia primada de Roma.

Como afirma Pastores Gregis 57 la posición eminente de Pedro en el Colegio Apostólico y la de sus sucesores en el Colegio Episcopal hacen que cada una de la Iglesias particulares “concuerde con la Iglesia de Roma, pues ésta y no otra es la garantía última de la integridad de la tradición transmitida por los Apóstoles”.

En segundo, lugar la presentación al Papa de una “relación quinquenal” de cada diócesis. Se trata de informar sobre la situación de la Iglesia en la diócesis que cada obispo tiene encomendada. Y es que, cada obispo ha enviado ya hace tiempo a Roma un informe sobre el estado de la diócesis desde la última visita ad limina, que para los obispos de las diócesis con sede en Galicia fue en marzo de 2014.

Y, finalmente, un encuentro personal con el Papa, como sucesor de san Pedro. Durante el cual los obispos disponen de un tiempo para dialogar con el papa y plantearle sus inquietudes y exponerle sus proyectos. De este modo, las visitas ad limina son una ocasión privilegiada de comunión pastoral y aportan un enriquecimiento de experiencias en el ministerio del Papa.

En esta ocasión la audiencia con el Santo Padre tendrá lugar el jueves, 16 de diciembre, a las 10.30 horas.

Programa de la visita

Además de peregrinar a las tumbas de San Pedro y San Pablo, los obispos también visitarán algunos dicasterios como la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los sacramentos, la Congregación para la Educación católica, la Congregación para los Obispos, el Pontificio Consejo para la Cultura, el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, la Congregación para el Clero, la Congregación para los Institutos de Vida consagrada y Sociedades de Vida Apostólica, la Congregación para la Doctrina de la Fe, el Pontificio Consejo para el Diálogo interreligioso, el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva evangelización, el Dicasterio para la Comunicación, el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral y la Secretaría de Estado, entre otros organismos vaticanos.

Estos encuentros son organizados por la Congregación para los Obispos, en coordinación con la Conferencia Episcopal Española y las Provincias eclesiásticas.

El 13 de diciembre se celebrará la eucaristía en la Basílica Pontificia de San Pedro, el 14 de diciembre en la Basílica Pontificia de san Juan de Letrán, el 15 de diciembre en la Basílica Pontificia de Santa María la Mayor y el 17 de diciembre en la Basílica Pontificia de San Pablo extramuros.

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp