4/12/2022

,

San Juan Damasceno
4/12/2022

,

San Juan Damasceno
Nuevos sepulcros para los obispos en la catedral de Tui

Nuevos sepulcros para los obispos en la catedral de Tui

El obispo Diego de Torquemada levantó la capilla para albergar el santo patrono de Tui, san Telmo, donde el prelado labró su propio mausuleo, convirtiendo aquel espacio en panteón episcopal, pues antes los obispos eran enterrados en la capilla del Santo Cristo de la Agonía. En esta actitud es preciso reconocer un planteamiento intelectual vinculable a una época concreta, la costumbre del enterramiento “ad santos”, el descansar en la proximidad a una reliquia sagrada (Juan M. Monterroso).

La capilla fue ampliada en el siglo XVIII por el obispo Fernando Ignacio de Arango y Queipo (+1745), también muy devoto de san Telmo, con su cúpula barroca y en sus pechinas los santos Epitacio y Evasio, primeros obispos tudenses, san Pelayo y san Julián.

El retablo de la cabecera contiene el relicario de la catedral, formado por hornacinas con las reliquias, en las que destaca el busto-relicario de san Telmo de plata dorada y esmaltes. En la fiesta del patrono, el lunes de la octava de Pascua, se retiran las puertas y se contempla la policromía interior de las hornacinas.

A ambos lados del retablo-relicario, debajo de ambos coros, se construyeron los dos monumentos sepulcrales que describo a continuación.

El 8 de septiembre de 2022, a las 10 horas entrevisté a Octavio Vázquez Corredoira, propietario desde hace unos 16 años de la empresa familiar PCM Granitos Moldurados, S. L. , Polígono Industrial O Ceao (Lugo). (PCM= Pedrouzo Corredoira Mazo).

Me dice Octavio que en su empresa trabajan piezas especiales de cantería, habiendo realizado obras en el santuario de Lourdes, de forma continuada en el Templo Expiatorio de la Sagrada Familia de Barcelona, en la catedral de Santiago y en la de Lugo.

Sobre las obras de la capilla de las reliquias de la catedral de Tui, Octavio informa que hacen dos monumentos sepulcrales con un total de cuatro nichos debajo de los dos coros de la cabecera de la mencionada capilla de las reliquias o de san Telmo. Comenzaron los trabajos en noviembre de 2021, según los planos trazados por Iago Seara, arquitecto del Plan Director de la catedral, y su ayudante Juan Orozco, también arquitecto.

Pregunto a Octavio cuál fue el proceso de la elaboración de los cuatro nichos. Me lo explica con mucha sencillez y precisión. En el taller, con el dibujo presente del arquitecto, hicieron el despiece para fabricar las piezas. Preparadas estas, se premontó todo en el mismo taller con el objetivo de comprobar que todo correspondía a los planos del arquitecto Iago Seara, quien dio su aprobación y visto bueno.

Sigue Octavio indicando que en una segunda etapa planificaron la manipulación de las piezas de gran tamaño y peso dentro de la catedral tudense. Es decir, cómo disponer las plataformas adecuadas que evitasen dañar el pavimento original del templo, pues ocho piezas pesan 900 kg y otras, 600 kg. Cada uno de los dos monumentos pesa unas ocho toneladas.

En cuanto al tiempo invertido en la realización del proyecto, señala Octavio que el montaje completo de los cuatro nichos in situ les llevó ocho días, incluyendo la colocación de las plataformas. Especifica que sellaron todas las juntas interiores de los nichos, pero hicieron unos taladros (dos agujeros en cada nicho), a modo de respiradores, en la parte posterior para que salgan los gases. Las tapas de cierre de los cuatro nichos, cada una de una sola pieza, fueron fresadas o labradas a distintos niveles, con una cruz en relieve en la parte derecha, los dos nichos del lado de la epístola (zona sur), y en la parte izquierda, los dos nichos del lado del evangelio (zona norte).

Octavio quedó en enviarme para el Archivo de la Catedral y los planos con las medidas de los monumentos funerarios y algunas fotos sobre el montaje de los nichos, pero no me llegaron a tiempo para completar los datos expresados en este artículo; de todos modos, le agradezco de corazón la información ofrecida y el interés puesto en la revisión de este texto.

Avelino Bouzón Gallego

Canónigo archivero de la catedral de Tui y párroco de San Bartolomeu de Rebordáns

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp