30/11/2020

,

San Andrés

«Somos un Pueblo de Dios llamado a renovar nuestra Iglesia y a nosotros mismos»

«Somos un Pueblo de Dios llamado a renovar nuestra Iglesia y a nosotros mismos»

Ayer, domingo 8 de noviembre, Día de la Iglesia Diocesana, el Seminario Mayor San José de Vigo acogió la presentación del Plan Pastoral para el curso 2020-2021 con el rezo de vísperas presidido por el obispo, Luis Quinteiro Fiuza, a las 19:00 h. Debido a las restricciones estipuladas por la Xunta de Galicia, al acto no pudieron acudir más de 25 personas pero,a través del canal de YouTube, una treintena más de diocesanos siguieron el acto en directo.

Al inicio de esta hora litúrgica, el prefecto de música de la Catedral de Tui, Daniel Goberna, cantó el himno «Pueblo en camino», que acompaña al lema de la programación de este año «Pobo de Deus, comunidade de esperanza». La composición de este himno ha sido fruto del trabajo conjunto de Daniel Goberna, en la parte musical, junto con el arcipreste de O Miñor, Uxío Nerga, que se ha encargado de desarrollar la letra.

El obispo, Luis Quinteiro Fiuza, agradeció la presencia de los presentes y recordó que, a pesar de las circunstancias, en la Diócesis «somos un Pueblo de Dios llamado a renovar nuestra Iglesia y a nosotros mismos» para poder llevar a cabo la misión evangelizadora encomendada por Xesús. Tras el rezo bendición, el obispo hizo entrega a los presentes de la nueva programación que estará sujeta a la situación socio-sanitaria que estamos viviendo actualmente.

El Plan Pastoral para el curso 2020-2021 se encuadra dentro de un plan cuatrienal 2019-2023, cuyo objetivo general es la renovación, por medio de acciones concretas, de los ámbitos significativos de la pastoral diocesana: Palabra, Liturgia, Caridad y Comunión. Con tal motivo, el plan de este año pretende promover una mayor participación e implicación laical en la vida de la Iglesia Diocesana. Tal y como recordaron el obispo, Luis Quinteiro, y el vicario de pastoral, José Vidal, las acciones que se recogen en esta programación son cuatro; continuar con las acciones del curso pasado que se vieron interrumpidas por culpa del coronavirus; organizar un Curso de Comunicación Institucional y Portavocía, ya que la pandemia puso de manifiesto la importancia de la herramientas telemáticas como canal de evangelización y eclesialidad; fortalecer la red diocesana de Cáritas; establecer una confirmación comunitaria por zonas para potenciar la Pastoral Juvenil.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp