2/04/2020

,

San Francisco de Paula
Menú

Publicado el mensaje del Papa Francisco para la Jornada Mundial del Enfermo del próximo mes

Publicado el mensaje del Papa Francisco para la Jornada Mundial del Enfermo del próximo mes

El pasado viernes se publicó el mensaje del Santo Padre para la próxima Jornada Mundial del Enfermo, que celebra su edición número 28 el próximo 11 de febrero. El título del mensaje se corresponde con las palabras del Evangelio: «Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré»  (Mt 11, 28)

Estas palabras de Jesús “indican el camino misterioso de la gracia que se revela a los sencillos y que ofrece alivio a quienes están cansados y fatigados”, como afirma el Papa Francisco. Así, en su mensaje el Pontífice afirma que Jesucristo “dirige una invitación a los enfermos y a los oprimidos, a los pobres que saben que dependen completamente de Dios y que, heridos por el peso de la prueba, necesitan ser curados” por un Dios que “no impone leyes, sino que ofrece su misericordia, es decir, su persona salvadora”.

Precisamente porque el mismo Cristo “se hizo débil, vivió la experiencia humana del sufrimiento y recibió a su vez consuelo del Padre”, es consuelo para tantas situaciones de enfermedad crónica e incurable, patologías psíquicas, discapacidades, enfermedades que precisan de cuidados paliativos o rehabilitación… Lejos de dar una “receta”, el Papa Francisco afirma que se hace necesario “personalizar el modo de acercarse al enfermo, añadiendo al curar el cuidar”. No se trata solamente de recibir los tratamientos adecuados sino también de recibir apoyo, solicitud, atención, consuelo y, en definitiva, amor, sin olvidar a la familia que sufre con el enfermo.

El Papa se dirige de este modo a los enfermos, amados especialmente por Jesús, “cansados y agobiados”, y les invita a acudir a Él para encontrar la fuerza necesaria para afrontar las inquietudes y preguntas en los momentos de oscuridad

Además, teniendo a la persona en el centro, Francisco insiste una vez más en el valor de la vida, llamando a los agentes sanitarios a tener presente de forma constante “la dignidad y la vida de la persona, sin ceder a actos que lleven a la eutanasia, al suicidio asistido o a poner fin a la vida, ni siquiera cuando el estado de la enfermedad sea irreversible”, acogiendo, respetando y sirviendo toda vida desde su inicio hasta su fin natural, conforme a la razón y a la fe.

Por último, el Pontífice hace hincapié en reconocer la labor del personal sanitario que atiende a los enfermos en países de guerra, dedicando un pensamiento especial a aquellos que no tienen la posibilidad de acceder a tratamientos por vivir en la pobreza, y haciendo un llamamiento a los Gobiernos de todo el mundo “a fin de que no desatiendan la justicia social, considerando solamente el aspecto económico que conlleva la enfermedad”.

El mensaje completo del Papa Francisco puede leerse aquí.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest