15 de junio de 2024

,

Santa María Micaela del Santísimo Sacramento
15 de junio de 2024

,

Santa María Micaela del Santísimo Sacramento

Ya está disponible el instrumentum laboris para el Sínodo sobre la sinodalidad

Ya está disponible el instrumentum laboris para el Sínodo sobre la sinodalidad
Foto: Presentación, en rueda de prensa, del instrumentum laboris para la asamblea del Sínodo de los Obispos, en octubre de 2023.

En octubre de 2023, tendrá lugar en Roma el Sínodo sobre la Sinodalidad «Por un Iglesia sinodal: comunión, participación y misión» convocado por el papa Francisco. Se trata de la fase final de un largo proceso de escucha del pueblo de Dios en las Iglesias locales y de las posteriores etapas desarrolladas por parte de las Conferencias Episcopales y Asambleas Continentales.

Fruto de este trabajo, el 20 de junio, se presentó el instrumentum laboris, un instrumento de trabajo para el discernimiento de los participantes de la etapa de la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo. Este documento, que consta de un texto y 15 fichas de trabajo, invita a profundizar proporcionando algunas intuiciones que han surgido a lo largo del proceso. También pretende favorecer la metodología de la asamblea.

Una consulta al pueblo de Dios en el rango local fue el punto de partida de este documento. Posteriormente, las diócesis recogieron las conclusiones y las hicieron llegar a las Conferencias Episcopales o Sínodos de las Iglesias Católicas Orientales. Éstas las sintetizaron y las enviaron a la Secretaría General del Sínodo en agosto de 2021. Una vez analizadas los expertos elaboraron el Documento de Trabajo para la Etapa Continental (DTC) y dicho documento regresó a las Iglesias locales para poder confrontarlo creando espacios de diálogo en las siete Asambleas Continentales.

Los tres temas centrales que estarán en el centro de los trabajos de la Asamblea sinodal de octubre de 2023 se relacionan con las tres palabras que constituyen el tema del Sínodo: la cuestión de cómo crecer en comunión acogiendo a todos, en fidelidad al Evangelio; la cuestión de los modos concretos de corresponsabilidad, reconociendo y valorando la aportación de cada bautizado con vistas a la misión común; y la identificación de estructuras y dinámicas de gobierno a través de las cuales articular en el tiempo la participación y la autoridad en una Iglesia sinodal misionera.

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp