22 de febrero de 2024

,

La Cátedra del Apóstol San Pedro
22 de febrero de 2024

,

La Cátedra del Apóstol San Pedro

Mons. Luis Quinteiro nos invita a aprender de los niños que se admiran de Jesús

Mons. Luis Quinteiro nos invita a aprender de los niños que se admiran de Jesús

La Iglesia regresó a la calles para conmemorar de manera multitudinaria la entrada de Jesús en Jerusalén, donde, hace más de dos mil años, fue traicionado, condenado y crucificado, pero también, donde resucitó. Con el Domingo de Ramos, los fieles de la diócesis de Tui-Vigo se introducen ya en el misterio de la Pasión de Jesucristo, tal y como recordó el obispo de Tui-Vigo, Mons. Luis Quinteiro, en la eucaristía que presidió en el templo parroquial de María Auxiliadora en la ciudad olívica: «La Pasión de Jesucristo no es solamente el recuerdo de un hecho histórico, sino la memoria de que Jesús está presente con nosotros; está padeciendo en cada una de las personas que sufre y muere a nuestro alrededor».

La liturgia del Domingo de Ramos invita a contemplar la Pasión de Jesucristo que los cristianos rememoran más concretamente durante el oficio del Viernes Santo. El prelado tudense hizo hincapié en la actualidad de este misterio de la fe que interpela la vida cristiana, «por eso, cuando un cristiano se siente llamado por la fe, es invitado a compartir la realidad de este mundo, a sentirse corresponsable, a no quedarse en la acera viendo como pasa Jesús camino de la Cruz». La clave, según Mons. Luis Quinteiro, para dejarse interpelar por Jesús sufriente es aprender de los niños. Así, invitó a toda la asamblea presente en el templo salesiano a imitar el ejemplo de los niños que «siguiendo a Jesús, le descubren, piensan que Jesús es, realmente, el salvador. Hoy, vamos a encontrar muchos niños en las calles, que se van a admirar y a asociar íntimamente con Jesús. Aprendamos de esos niños».

Finalizada la celebración de la eucaristía, dio comienzo la procesión que, desde Ronda de don Bosco, recorrió las calles de la ciudad de Vigo hasta Porta do Sol, donde miles de personas esperaban con palmas y ramos la bendición del obispo de Tui-Vigo. Allí, el obispo de Tui-Vigo dirigió unas breves palabras a los niños y niñas presentes, exhortándolos a contar su experiencia de Jesús en esa mañana del Domingo de Ramos, a otros niños y niñas. La comitiva continuó con la imagen de la borriquita hasta el templo parroquial de Santiago el Mayor de Vigo, donde se despidió por fin antes de dar comienzo a la eucaristía presidida por el prelado tudense.

Eucaristía del Domingo de Ramos en Vigo
Procesión del Domingo de Ramos en Vigo

Domingo de Ramos en toda la diócesis

El Domingo de Ramos no solo se vivió en Vigo. Las 276 parroquias de la diócesis celebraron y conmemoraron este día realizando la tradicional bendición de ramos y palmas. La catedral de Tui también acogió la celebración dominical y recorrió con la imagen de la borriquita las calles tudenses.

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp