29 de febrero de 2024

,

San Rufino
29 de febrero de 2024

,

San Rufino

La diócesis de Tui-Vigo celebra la Jornada Mundial del Enfermo

La diócesis de Tui-Vigo celebra la Jornada Mundial del Enfermo
Foto: Eucaristía de final de curso de Pastoral de la Salud en la capilla de A Guía.

El sábado 11 de febrero, coincidiendo con la festividad de Nuestra Señora de Lourdes, a las 18 horas, en el templo parroquial de Santa Lucía de A Salgueira en Vigo, la delegación diocesana de Pastoral de la Salud y la hospitalidad de Ntra. Señora de Lourdes organizan una eucaristía para celebrar la Jornada Mundial del Enfermo.Previamente, a las 17:15 horas, habrá rezo del rosario y lucernario. Con esta Jornada Mundial del Enfermo, la Iglesia española inicia la Campaña del Enfermo que concluirá con la Pascua del Enfermo, el XI domingo de Pascua —que este año coincide el 14 de mayo—. Bajo el lema «Déjate cautivar por su rostro desgastado», la campaña pone el foco en el cuidado de los mayores.

Durante la mañana, los voluntarios de los diferentes grupos de la Pastoral de la Salud de la diócesis tendrán un encuentro de formación en los locales parroquiales de A Salgueira con el que continuar profundizando en la mejor forma de desarrollar su tarea evangelizadora a través de todas aquellas personas que sufren algún tipo de enfermedad o soledad.

En la actualidad, la diócesis de Tui-Vigo cuenta con un total 22 equipos de Pastoral de la Salud, repartidos por todo el territorio diocesano, lo que supone la colaboración gratuita de 126 personas que, semana tras semana, acompañan a enfermos y a sus familias. A ellos, se suman los 13 capellanes —8 sacerdotes y 5 religiosos/as— que ofrecen servicio en los hospitales.

La delegación diocesana de Pastoral de la Salud anima a los fieles de la diócesis de Tui-Vigo a cuidar la espiritualidad de los ancianos, su necesidad de intimidad con Cristo y su vivencia compartida de la fe, en una jornada que busca «sensibilizar al pueblo de Dios y, por consiguiente, a las varias instituciones sanitarias católicas y a la misma sociedad civil, ante la necesidad de asegurar la mejor asistencia posible a los enfermos», tal y como explicaba San Juan Pablo II en su carta apostólica Salvifici doloris.

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp